Ignorada:



Un sentimiento totalmente desconocido, algo que no esperaba darle forma ni pensar si quiera en ello. Parecía no ser escuchada, no ser entendida, sumida en un mar de confusión y lágrimas, un hecho del que siempre fui partícipe, junto con la necesidad de ser amada, de formar parte de un mundo incomprendido y perspicaz, doloroso y cambiante y con un montón de cosas por descubrir, algo que no me sería confiado.

Una transparencia poco común ha fluido desde mi interior hacia fuera, una soledad que invita a ser aclamada, un silencio ensordecedor que desea que formes parte y que tu sonrisa desaparezca, un momento que nunca dejará de fluir. La oscuridad es la protagonista, las nubes grises tan solo otro enigma en una vida llena de sorpresas, quizá buenas o malas, pero siempre son advertencias de algo que se avecina. Me pregunto si habrá alguien que consiga verme, que pueda desear abrazarme o hablarme amablemente, ¿alguien puede acaso oírme?

Una rotura detrás de otra, decepción tras decepción y un objetivo inalcanzable. Las palabras lanzadas en el aire forman parte de mí, los dados que conforman mi destino han dado a luz un montón de pensamientos irrefrenables que no consigo desvelar, sensaciones que tienen como finalidad mantenerme a flote cada día. Escuchar es la palabra clave, ser es la palabra incomprendida y sentirse completo es una utopía deseada a todas horas. Comprender no es fácil, como tampoco lo es ver cómo tus recuerdos se desvanecen, se nubla tu visión y terminas en el mismo círculo vicioso del que apareciste hace años.

Completa ingenuidad en un mundo de confusión, donde a penas dos personas pueden tocarse, donde a penas se pueden amar. Una distancia que mata más que une, recuerdos de momentos de plenitud, constante deseo de ver sus ojos otra vez y comprender por qué ha sido el único e inigualable, por qué forma parte de tu vida a diario. La sonrisa que se dibuja en tu cara se transforma en seriedad al pensar en lo difícil que es seguir adelante sin mirar atrás, percibiendo aquello que tanto detestas y sin oportunidad de correr tan lejos como tus piernas te lo permitan. Atrapada, es la palabra clave.

Una mirada tras otra, un suspiro, quizá un beso o un abrazo, intentas ver a través de una humareda de un futuro en el aire, un futuro próspero se aproxima pero desesperas, sigues siendo algo que permanece pero que no quiere ser visto, que desee pasar desapercibido para no tener problemas, para saber cuál es su lugar en el mundo. Momentos completos e importantes que forman parte de ti, que te ayudan a hacerte a la idea de lo que cuestan las cosas y tener como punto principal el dejar atrás todo dolor y sufrimiento infligido, todo lo que colapsa en tu burbuja personal, hecha para proteger cada parte de tu ser como si fuera lo más importante del mundo, no quieres romperte y caer otra vez en el espiral del miedo, así que, sigues a la tormenta y la persigues como si fuera lo único que puedes hacer.

Ignorada es la palabra que busco, invisible es la palabra real e incomprendida es lo que se suele denominar a este sentimiento. Un vacío irrefrenable que absorbe cada parte buena de ti, cada sentimiento perturbador florece y la inocencia deja de ser algo que anheles. Hay que volver al acecho, al complemento de la verdad y a la comprensión absoluta de un estado fuera de sí, una relajación que necesitamos y una plenitud que buscamos, simplemente eso y nada más. Tu mirada se acerca, tu sonrisa me embriaga y tu cuerpo forma parte del mío como si ninguna otra cosa fuese importante, deseando por fin que ambos tengamos un buen inicio. Esperando que el traje de invisibilidad desaparezca por fin y en vez de oscuridad, se vea luz en nuestros corazones y que el sentirnos completos forme parte de nosotros en un nuevo día.


Espero que os haya gustado, he disfrutado divagando por sentimientos aquí y allá, así que, espero que también lo hagáis. Un beso y un abrazo a todos, lectores.

Comentarios

  1. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho, esto de divagar me encanta y ya cuando hay sentimientos es lo más. Qué difícil es a veces dejar a un lado la burbuja personal.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. El tema de divagar e improvisar lo hago solamente cuando escribo y es bastante reconfortante. No puedo dejar mi burbuja personal de lado, siempre me rodea.

      Gracias por comentar, un beso.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Bienvenida Blog:

TAG: 18 songs

Estupidez Humana: